©2019 by DonVasiedmaack. Proudly created with Wix.com

IMG_20180115_092023 musti.jpg

DAVID MESA NOACK

Autor de 'Análisis de Modelos Económicos Exitosos'

Análisis político y económico desde una perspectiva diferente.

 
 
  • David Mesa Noack

Por qué Noruega es el país con mayor Indice de Desarrollo Humano

Actualizado: ene 17



Junio, 2019


Existe en la actualidad una gran cantidad de información resumida en indicadores que cubren las más variadas estadísticas a nivel global, destacando una u otra nación dependiendo del enfoque específico de la organización o medio especializado que los publique. Pero paradójicamente no contamos con estudios integrales que nos hablen de la realidad de un país reconociéndolo como el resultado de un acontecer histórico que deriva en una actualidad particular, con complejas causas que tienen sentido a partir de la cultura y la identidad propia de un pueblo o una nación. Al comparar solamente números o porcentajes, olvidamos la causa principal de su origen. Los organismos que sí se encargan de abarcar una serie de indicadores interrelacionados (como la OCDE, por ejemplo), concentran su atención en la actualidad y el posible devenir, pero no nos proporcionan el contexto o marco histórico necesario para comprender qué hay detrás de los procesos que afectan, al final de cuentas, a las personas que deberían ser el objeto de las políticas públicas. Y sin el contexto, la única forma de interpretar la información viene dada por los paradigmas propios de cada persona o cultura. O por referencias históricas que probablemente hayan quedado desactualizadas, o desconectadas de los hechos históricos que se sucedieron para darle sentido a la actualidad de una geografía determinada. Escuchamos por ejemplo que en Canadá el Estado se hace cargo de la salud de sus ciudadanos, o que en Francia la jornada laboral semanal era de solo 35 horas. Leemos un medio especializado que resalta el modelo de los países nórdicos como “socialistas” y al mismo tiempo otro artículo los destaca como abanderados de la libertad de mercado. ¿Pero hasta qué punto es útil identificar características tan aisladas? El análisis de un país es un entramado complejo de agentes históricos, culturales, de creencias locales y coyuntura, tanto política como económica. Dicha complejidad requiere contextualizar estas historias dentro de un marco de referencia integral. Cada historia es una pieza suelta que nos invita a armar el rompecabezas que significa cada nación para poder ver la foto completa. Con este objetivo vamos a adentrarnos en la labor de descifrar distintos modelos socioeconómicos a partir de un punto de vista más general que considere sus historias, idiosincrasias, sistemas educativos, de salud, impositivos y la relación comercial con el mundo.


Noruega


Cuna del pueblo vikingo que dominó los mares del norte, la herencia recibida fue una fuerte industria pesquera que se encontró revolucionada en la década del 60 por el descubrimiento de petróleo en el lecho marino. Este tardío hallazgo le dio un vigoroso impulso a la economía del país a partir de la década del 70 generando un extraordinario superávit (1). En cuanto a su política, Noruega sienta sus bases en el modelo escandinavo, inspirado en un Estado benefactor que brinda salud y educación gratuita a sus 5,5 millones de personas y promueve una economía abierta a los mercados internacionales.


El sector petrolero es el responsable de aproximadamente el 9% de los trabajos, 12% del PBI, 13% de los ingresos a las arcas públicas y 37% de las exportaciones (2). Es el vigesimoprimer país en términos de reservas de crudo comprobadas y el octavo en cuanto a sus reservas de gas natural, recurso que exporta a la Unión Europea supliendo un tercio de su demanda total (3). Noruega invierte los impuestos recaudados de la industria petrolera en el fondo de inversión soberano más grande del mundo valuado en más de 1 billón de dólares (esto es, 12 ceros, resumidos en palabras), del cual obtiene un rendimiento del 6,1% anual por sus colocaciones en empresas, bonos y bienes raíces dispersas en 72 países del mundo (4). Aún continúa su exploración petrolera para encontrar nuevos yacimientos enfocándose en la región del Ártico, lo cual produjo duras críticas de organizaciones ambientales.


Imagen de video institucional https://www.nbim.no/en/the-fund/


El modelo de estado de bienestar nórdico varía a través de sus integrantes (Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia e Islandia) pero se puede identificar por sus objetivos, que se basan en promover la eficiencia económica, suministrar a la sociedad las herramientas necesarias para desarrollarse desde una edad temprana y enriquecer las condiciones de vida de las personas y de las familias. En política social, la piedra angular del modelo es el universalismo: esto significa que las políticas públicas incluyen a toda la población en lugar de ayudar solo a las personas más necesitadas —a fin de evitar la estigmatización—. La educación y la salud son servicios gratuitos y de calidad para todos los habitantes de la nación. La salud como derecho universal se fue desarrollando en paralelo con la tardía industrialización de los países nórdicos que recién cobró fuerza en la mitad del siglo XX. Previamente, sin embargo, el modelo escandinavo ya ofrecía una avanzada salud pública, fundada en la teoría mercantilista de que una población sana era un activo importante para la creación de riqueza. La educación llegó a todos los habitantes de una forma más fluida: la Iglesia luterana era la encargada de impartir el conocimiento durante el siglo XVI, pero cuando las ideas de la revolución francesa llegaron a territorio nórdico en el siglo XIX la responsabilidad pasó a manos del Estado -más específicamente de las autoridades locales- y cada ciudadano pasó a tener el derecho a recibir instrucción primaria sin que existiera realmente una competencia entre ambas instituciones -como sí ocurrió en otras latitudes-, sino más bien una transición ordenada. El primer paso lo dio Dinamarca en 1814 introduciendo siete años de formación, luego Suecia en 1842, le siguió Noruega en 1848 y Finlandia en 1866 (5).


Sin embargo, el paradigma nórdico cambia radicalmente cuando se trata de hacer negocios, ya que el intervencionismo estatal disminuye considerablemente y se allana la vía para fomentar el desarrollo del sector privado y el comercio mundial. Las empresas invierten con la finalidad de obtener ganancias, y eso está bien visto por la sociedad.


Estas compañías se radican aquí por la extraordinaria productividad por persona -medida como crecimiento del PBI sobre trabajadores activos año tras año-, los recursos humanos altamente capacitados y la facilidad de establecer relaciones comerciales con el resto del mundo. Noruega es según el Banco Mundial el octavo país más sencillo donde instalar un nuevo negocio. Se destaca por la facilidad para comenzar una nueva empresa, facilidad para obtener los permisos de construcción, registrar una propiedad, protección para PyMEs y simplicidad para resolver situaciones de insolvencia. En el índice de libertad económica elaborado por The Heritage Foundation, ocupa el sexto lugar entre 47 países de Europa, sobresaliendo por la apertura de sus mercados, el nivel de integridad del gobierno y su superávit fiscal. En cuanto a la transparencia percibida por la población, es el segundo país con menor corrupción percibida detrás de Nueva Zelanda y el país con la mayor libertad de expresión para la prensa. La igualdad de género está profundamente instaurada y la enorme mayoría de las mujeres se encuentran inmersas en el mundo laboral en una situación de igualdad.


Noruega amalgama extraordinariamente la presencia del Estado para brindar igualdad de oportunidades con un ambiente propicio para el desarrollo económico fomentado a través de la libertad para comerciar e incentivar las inversiones. Ofrece los mejores recursos humanos disponibles a través de un sistema que estimula a cada individuo para alcanzar su máximo potencial. Los mercados premian esta mano de obra altamente calificada con fuertes inversiones.



Imagen de video institucional https://www.nbim.no/en/the-fund/


La salud es una prioridad nacional, ocupando el 9% del PBI y con el mayor gasto por habitante de los países miembros de la OCDE. Los menores de 16 años no pagan ningún cargo médico, los gastos incurridos durante el embarazo están completamente cubiertos así como las internaciones en los hospitales por emergencias. Las visitas al médico de cabecera son obligadas para obtener una posterior derivación con un especialista. Tanto el médico de cabecera como los especialistas no son gratuitos sino que se rigen a través de un sistema de copago, y a partir de cierto tope máximo se puede pedir una eximición del mismo, lo cual ocurre en casos de enfermedades crónicas o catastróficas. El copago implica que el Estado se hace cargo de un 66% del costo de la consulta médica y la persona cubre el 33% restante (en 2018 el costo de la visita al médico clínico ronda los 37 euros). El Estado se encarga del cuidado de sus ciudadanos from the cradle to the grave (6). Esto ofrece un soporte para las familias ya que al asumir la responsabilidad de los niños, los ancianos y los enfermos, otorga cierta flexibilidad a las personas que de otra forma deberían ocupar una parte importante de su tiempo para cuidarlos. De este modo tienen la posibilidad de ingresar al mercado laboral con la tranquilidad de que sus seres queridos se encuentran bien protegidos.


El sistema educativo noruego al presente imparte enseñanza pública al 97% de los alumnos en la escuela primaria (21,000 alumnos asisten a instituciones privadas sobre un total de 624,000). En la escuela secundaria (16 a 18 años de edad), el Estado alcanza al 93% de los jóvenes. La tasa de graduación de la misma es del 94%, mientras que en la escuela vocacional es del 75%. El balance de ambas ramas educativas resulta en que ocho de cada diez personas completa la educación escolar, con porcentajes prácticamente idénticos para ambos géneros (7). Además de la asistencia a la escolaridad ordinaria, cerca de un millón de personas se beneficia de la educación para adultos. El país logró increíbles resultados con su sistema educativo, que logra atraer y retener a los niños en edad escolar hasta completar el ciclo. Para sostener esta estructura incurre en un gasto equivalente al 6% del PBI, un nivel que Argentina alcanzó recién en los últimos años.


Respecto al comercio, Noruega presenta barreras al ingreso de capitales extranjeros a sectores estratégicos de su economía como lo son la minería, la pesca, el transporte marítimo, el transporte aéreo, la explotación petrolera y algunos productos agrícolas y vacunos. En cuanto a su relación con la Unión Europea, a través de dos referéndums (celebrados en los años 1972 y 1994) la población se negó a ingresar al bloque económico. A pesar de ello, prioriza las importaciones del Espacio Económico Europeo (EEE) con la excepción del sector agrícola y pesquero donde establece trabas a la importación. Estas barreras existen a pesar de que el sector agrícola solamente representa el 1.5% del PBI (8).


En conclusión, se puede ver una marcada tendencia al cuidado y desarrollo de los niños a través de una cobertura pública completa de la salud que comienza a partir del embarazo y continúa durante la adolescencia. Al mismo tiempo, su sistema educativo es altamente inclusivo, ya que es una prioridad del gobierno ofrecer igualdad de oportunidades para todos sus habitantes. Esta igualdad no solo beneficia a todos los jóvenes sino que además sienta las bases para un mercado laboral lleno de oportunidades para las empresas. Todos los involucrados ganan: el desempleo es apenas del 4%, las empresas cuentan con profesionales altamente calificados y el Estado financia a través de impuestos el 55% de su presupuesto, el cual en el 2017 tuvo un superávit del 4,5% (9).


Extracto del libro "Análisis de modelos económicos exitosos" (David Mesa Noack) disponible en https://www.amazon.es/An%C3%A1lisis-Modelos-Econ%C3%B3micos-Exitosos-DAVID-ebook/dp/B07FNBNCKL



(1) The World Bank - https://data.worldbank.org/

(2) The World Factbook – Central Intelligence Agency (CIA)

(3) Idem anterior

(4) The Government Pension Fund Global - https://www.nbim.no/en/the-fund/

(5) “The Developmental Welfare State in Scandinavia: Lessons for the Developing World” - Stein Kuhnle

(6) La frase se utiliza usualmente para referirse al Estado de Bienestar, el cual cuida a sus ciudadanos a lo largo de toda su vida.

(7) “Facts about education in Norway 2017 – key figures 2015” – reporte del Ministerio de Educación e Investigación

(8) 2015 National Trade Estimate Report on FOREIGN TRADE BARRIERS

(9) Página official del gobierno de Noruega: Government.no - https://www.regjeringen.no/en/aktuelt/revised-budget-2018-stronger-growth-lower-unemployment-and-a-more-sustainable-welfare-state/id2601295/




100 vistas

ACERCA DE

¿Qué convierte a un país en exitoso? ¿Qué modelo económico ofrece los mejores resultados para sus habitantes? ¿Qué características atraviesan el mundo más allá de las diferencias culturales? ¿Comparte Argentina rasgos en común con ellos? 

El autor nos invita a analizar estas preguntas desde una perspectiva más compleja, recorriendo la historia e idiosincrasia de diez modelos tan variados como sorprendentes.

 
 

CONTACTO